23 sept. 2013

Programa del lunes - El Intermedio

Programa del lunes - Yu no te pierdas nada





Colgate y Domino's Pizza lanzan campañas para ayudar a la Fundación Theodora a hacer reír a niños hospitalizados.


Colgate y Domino's Pizza han puesto en marcha sendas campañas para ayudar a recaudar un donativo con el que colaborar con la Fundación Theodora, que, a través de los 'Doctores Sonrisa' trata de hacer reír

a niños que se encuentran hospitalizados.

Así, Colgate ha lanzado una campaña con la que pretende conseguir 100.000 sonrisas de los usuarios de Internet, para realizar una aportación económica que ayude a realizar 2.000 visitas de los "doctores" a los pacientes.

La iniciativa, que se desarrolla en la web www.sonrisascolgate.es, invita a que los internautas se sumen a la campaña expresando su apoyo, compartiéndola con sus amigos a través de las redes sociales o incluso subiendo una foto sonriendo. Cuantas más de estas acciones se realizan, más "sonrisas" se envían, según ha explicado la compañía.

El actor y humorista Dani Mateo actúa como portavoz de la campaña de la empresa y se ha comprometido a visitar uno de los hospitales en que la Fundación Theodora desarrolla su actividad para conocer más de cerca el trabajo de la organización y "ayudar a difundirla", según ha indicado Colgate.

Por su parte, Domino's Pizza ha lanzado una serie de promociones solidarias de comida y donará 50 céntimos de la recaudación de cada uno de los pedidos que se realicen de esas promociones.

Además del "optimismo" que infunde a los niños la visita del doctor sonrisa, las compañías han destacado la contribución de estos voluntarios a la recuperación de los menores, reduciendo el estrés físico y emocional a que se ven sometidos antes y después de una intervención quirúrgica.

Por otra parte, las campañas de ambas empresas servirán para "sensibilizar" a la sociedad sobre la importancia de la humanización en los hospitales y de llevar a cabo el "cuidado emocional" como un "derecho imprescindible", según ha indicado Domino's.

Fuente: Europapress.es

"Lo único que le falla a este país es su clase política"

Antes que cómico es licenciado en Periodismo. Con ese bagaje le da para ser colaborador de Wyoming en "El Intermedio" de La Sexta o presentador de "Yu no te pierdas nada", con el que se contraprograma cada noche a sí mismo en Los 40 Principales.


-"El intermedio" ha empezado la temporada con la bendición de la audiencia y uno no sabe si buena culpa de ello la tendrá su nuevo personaje del "informático"...

-Por supuesto, que nos vean más es por culpa del informático. No, fuera de coña, creo que por desgracia para todos, mientras este país vaya como va hay muchas ganas de ver "El intermedio", porque es un programa que denuncia lo malo de nuestra clase política. Lo raro sería que tuviera un 2% de cuota, que no lo viera nadie y nos mantuvieran en antena por cariño. Por desgracia hay muchas cosas que contar, y mientras eso ocurra ahí estaremos.

-Y estarán siempre contra el PP y el Gobierno...

-Sí, pero cuando los otros hagan algo lo diremos igual. Damos a todos lados, pero ¿dónde está el PSOE?, ¿dónde está Rubalcaba? En cuanto aparecen hacemos un chiste de ellos, porque lo hacemos de todos. Damos a los dos lados, pero hay uno que está muy parado, no se sabe qué está pasando ahí, y eso que cuando salen son graciosísimos. Su desaparición es mala para nosotros porque nos estamos quedando sin la mitad de los chistes.

-¿Este país está tan mal como lo pinta "El intermedio"?

-Usted qué cree. En el fondo te tienes que reír y nosotros somos un control de calidad, somos un programa constructivo, y no lo digo con ironía. Creo que lo único que le falla a este país es su clase política y ahí estamos nosotros para intentar que se vea, somos un espejo, para que la gente de la que hablamos diga, ¡hostias, a lo mejor este país se merece algo mejor que nosotros!.

-¿Es fácil trabajar al lado de Wyoming o es muy difícil por aquello de no poder situarse a su nivel?

-No es difícil cuando no intentas ponerte a su nivel, cuando te das cuenta de que es un Dios de la comedia y que tú estás allí para lamerle la punta de sus botas, que es lo que yo hago. Es más, yo voluntariamente pedí por contrato estar de alfombra de Wyoming, porque para mí es un honor. Si entiendes eso no es nada difícil. Debería estar pagando por trabajar con él.

-¿El objetivo es competir con "El Hormiguero"?

-No competimos con "El Hormiguero", llevamos muchos años, incluso antes que ellos, y hablar de competir es absurdo, porque son dos programas completamente diferentes. No creo que la gente que vea uno sea target del otro, creo que entre los dos formamos un tandem maravilloso.

-¿El de su programa es un espacio más "intelectual"?

-No necesariamente. ¿Qué es intelectual?. Yo me parto el culo con "El Hormiguero", y con Faemino y Cansado, y luego soy capaz de leerme un libro, y de reírme con Chiquito de la Calzada y... Creo que hay tiempo para todo en esta vida. Si buscas un humor más gamberro y ácido lo encuentras en "El Intermedio", y quien busca un humor más blanco para verlo con sus hijos ve "El hormiguero". Aunque nos da audiencias distintas, los dos programas los puede verlos cualquiera, pero con mis hijos sí es verdad que vería "El hormiguero".

-¿Le van también las cosas como hasta para pensar en familia numerosa?

-No, a mí también me afecta la crisis. Yo no vivo en Suiza, mi hermana está en paro, mi familia lo está pasando regulín, tengo unos amigos jodidos. Como ciudadano me avergüenza esta situación porque creo que este país se merece algo mejor de la gente que lo está llevando hasta ahora.

-Al menos usted se "relaja" con la radio...

-Sí, la verdad es que compagino bien la TV con la radio porque ésta me sirve de terapia, ya que hablamos de todo aquello que surge alrededor de la crisis, y que también está muy bien, es decir de la vida, de las cosas bonitas que están ahí.

-Dinero no lo sé, pero lo que no le falta son colaboradores radiofónicos...

-Es que sin colaboradores, o mejor dicho sin compañeros no podría hacer todo lo que hago ni haber hecho todo lo que he hecho hasta ahora. En realidad estoy muy a favor del trabajo en red, uno nunca es dueño de sus logros, es el fruto de mucha más gente. En mi caso si no trabajara con gente tan buena como con la que trabajo no podría hacer ni una cuarta parte de lo que hago.

-¿Tiene tiempo para pensar en nuevos proyectos?

-Estoy montando un huerto ecológico y tengo mucha ilusión, me está saliendo una remolacha muy buena.


Fuente: Estrelladigital.es

15 sept. 2013

Dani estará en Huesca

Os dejamos más información sobre la actuación en Huesca.

Dani estará allí el sábado 9 de noviembre.


Será en el Teatro Olimpia de Huesca - Fundacion Anselmo Pie Sopen, a las 22:30h.
Ya podéis conseguir vuestras entradas en CAITickets

14 sept. 2013

Dani estará en Tudela

Os dejamos con nueva fecha: Dani estará el viernes 8 de noviembre en TUDELA.


Será en el Teatro Gaztambide, a las 20:30h.
Las entradas las podéis conseguir en Ticketmaster.es

Dani Mateo en la presentación de la segunda edición de 'La Voz'

Acudió a la presentación en los 40 café junto a otros compañeros como Iñaki Urrutia.


Neutrinos, por Dani Mateo (21)

Dani Mateo habla en su videoblog sobre la Diada, la independencia de Cataluña y los problemas sociales en la comunidad.

Programa del viernes - Yu no te pierdas nada




Programa del jueves - El Intermedio

Programa del jueves - Yu no te pierdas nada




Programa del miércoles - El Intermedio

Programa del miércoles - Yu no te pierdas nada




Programa del martes - El Intermedio

Programa del martes - Yu no te pierdas nada




7 sept. 2013

Neutrinos, por Dani Mateo (20)

Dani comenta en su nuevo videoblog la candidatura olímpica de Madrid. Mateo reclama que Madrid 2020 no se convierta en una cortina de humo para cubrir otros problemas, como los recortes en Educación y Sanidad.

Los televisivos hablan sobre sus programas favoritos y de la competencia.

¿Adivináis cuál es el favorito de Dani?


¡Podéis descubrirlo en Vertele pulsando AQUÍ!

2 sept. 2013

Programa del lunes - El Intermedio [NUEVA TEMPORADA]

Programa del lunes - Yu no te pierdas nada





Dani Mateo: hombre orquesta de la risa

A diferencia del ajedrez y el salto con pértiga, el humor no es cuestión de esfuerzo ni entrenamiento, sino de actitud. Puedes gastar infinitas horas de concentración buscando el chiste más audaz sin que aparezca, o levantarte de la cama con las gafas de la guasa puestas y que a todo lo que veas le encuentres un reverso chusco. Dani Mateo (Granollers, 1979) es la prueba de que el cofre secreto de la risa está en la mirada.


El lunes regresa El Intermedio a su horario habitual. Cuando el cómico catalán se asome a la pantalla de La Sexta para aportar sus gotas de sarcasmo al corrosivo informativo, a esa hora llevará trasegado un incalculable caudal de bromas, chanzas, golpes de ironía, pellizcos mordaces y gansadas varias -«tontunas» las llama él-, tanto en vivo como en la radio, en mensajes de Twitter o en vídeos de internet. Es el hombre-orquesta del cachondeo, un atleta de la risa que dice no sentirse nunca cansado de parir tanta retranca porque no considera lo suyo un trabajo, sino una forma de ir por la vida. «La clave es relajarte, no tener miedo y que las tontunas fluyan», revela.

Con esa fórmula secreta, Dani Mateo se ha ido convirtiendo en las últimas temporadas en una fábrica de humor andante. Los gags que suelta en El Intermedio no son obra suya, sino del equipo de guionistas, pero al plató llega cada noche después de estar tres horas soltando disparates en Yu, no te pierdas nada, el desenfadado programa que presenta en los 40 Principales. También tiene un videoblog donde sazona con picante las malas noticias de la actualidad. Su dosis habitual de bufonadas la completa los fines de semana, días que dedica a pasear por teatros de todo el país su monólogo PK2.0, que Dios nos pille confesados. Quedan aparte sus colaboraciones en El Club de la Comedia y las gansadas que suelta compulsivamente en su cuenta de Twitter, altavoz donde se permite las dentelladas que en otros foros debe edulcorar. Sin ir más lejos, esta semana, a cuento de los ordenadores del PP, sugirió: «¿Os imagináis que lo borrado sea todo porno, pero muy sucio, rollo Bárcenas en plan 'fist fucking' con Montoro...? Sería más llevadero».

LA BOCINA DEL BARCO
No es que él lo busque, es que no lo puede evitar. «Hay quien ha nacido para curar y se hace médico. Yo he venido al mundo para buscarle una vuelta cachonda a la realidad. Cuando he intentado ponerme serio, he acabado dando mucha risa», se justifica. Tampoco es por falta de intentos. «Un respeto, que yo he llegado a presentar un informativo sobre puertos de mar en la radio. Usaba la bocina de un barco para pasar de noticia a noticia. ¿Pero ve? Ahora lo cuento y no puedo evitar las carcajadas», explica.

Aquello fue en una emisora de Barcelona, al poco de acabar la carrera de Periodismo y antes de fichar como monologuista en Paramount Comedy y encauzar así sus pasos por el humor de manera profesional. Desde entonces su hábitat natural es la humorada. «Lo mío tiene un fuerte componente colectivo, me paso el día rodeado de gente que vive por y para la risa, y eso me inspira para aportar mis propias paridas. Funciono mucho en red», reconoce.

Ahora su principal escaparate es El Intermedio. Mañana inicia su tercera temporada en un espacio al que encuentra una decidida utilidad social. «Aportamos un filtro muy sano para liberar a la gente de toda la negatividad que lleva la actualidad. Es un programa necesario, debería cubrirlo la Seguridad Social», afirma. Su papel aquí se parece al del falso nueve de un equipo de fútbol. «Wyoming, que es un monstruo, hace humor con la parte editorial. A mí me dejan aparecer en plan cómico-cómico. Soy el mini-Wyoming», compara.

El programa terminó la pasada temporada pulverizando sus récords de audiencia. ¿Bendito Bárcenas o benditos guionistas? «Hombre, si me encuentro a Bárcenas por la calle le doy un abrazo y luego salgo corriendo, pero el éxito de El Intermedio se debe, sobre todo, a que hoy la gente tiene más ganas de comprender lo que pasa. Por eso nos buscan», razona. La explicación es consonante con su forma de entender su oficio. «El humor es terapéutico o no es humor. Te endulza la vida, te ayuda a entenderla, te la hace más llevadera. Soy como un digestivo para después de cenar».

Fuente: ElPeriodico.com

El making of de Wyoming y cía por la Gran Vía madrileña

Vídeo exclusivo de Vertele que podéis ver AQUÍ.